La Vida de Dr. Konstantin Pavlovich Buteyko

La vida de Konstantin Pavlovich Buteyko – extracto de “Close Your Mouth” (Cierra tu Boca)

Lea la traducción en inglés de la entrevista en ruso al profesor Buteyko

Konstantin Pavlovich Buteyko nació cerca de Kiev en Ucrania el 27 de Enero de 1923. Este simple pero extraordinario hombre dedico su vida al estudio del organismo humano y realizo uno de los descubrimientos más profundos de la historia de la medicina.

Buteyko comenzó su entrenamiento medico en Rusia en 1946 en el “First Medical Insititute” (Primer Instituto Medico) de Moscú. Como parte de una de sus asignaciones medicas monitoreaba la respiración en pacientes terminales antes de su muerte.  Luego de cientos de horas observando y registrando los patrones de respiración, pudo predecir con gran exactitud, muchas veces al minuto, la fecha y hora de muerte de cada paciente. La respiración de cada paciente se acrecentaba a medida que su condición se deterioraba y se acercaba el momento de su muerte.

Mientras estaba en la Universidad, Buteyko fue diagnosticado de sufrir hipertensión severa, con un estimado de vida de solo 12 meses. Bajo la mirada de sus tutores, Buteyko investigo su enfermedad en profundidad a pesar de que parecía que no había mucho para hacer para revertirla.

El 07 de octubre de 1952 luego de recibirse en clínica terapia comenzó a cuestionarse si la causa de su condición, la cual estaba empeorando, podría deberse a su respirar profundo. Quiso comprobarlo reduciendo su respiración. A los minutos su dolor de cabeza, el dolor en su riñón derecho y su condición cardiaca cesaron. Para confirmar su descubrimiento, respiro cinco veces profundamente y el dolor volvió. Nuevamente, revirtió su respiración profunda y el dolor desapareció.

Aun no lo sabia, pero esto era uno de los mayores, así como también uno de los aun no reconocidos, descubrimientos médicos del sigo veinte. Buteyko estableció que la respiración, tan importante en la sustentación de la vida, puede no solo ser la cura sino también la causa de muchos males de la civilización.

El próximo paso de Buteyko fue el de buscar la teoría para sustentar su descubrimiento. La información disponible en esa época (1952) de autores tales como Holden, Priestly, Henderson, De Costa, Werigo y Bohr parecían confirmar su hipótesis. Se sabia en ese entonces que exhalar dióxido de carbono en profundas inhalaciones resultaba en espasmos que provocaban la baja de oxigeno en órganos vitales, incluyendo el cerebro y por consiguiente, hacia que la persona respirara mas rápido. Esto completaba un círculo vicioso.

Buteyko midió los patrones de respiración de los pacientes que sufrían de asma, pero también incluyo en su investigación a pacientes con otras enfermedades y descubrió que, en muchas oportunidades, ellos también se hiperventilaban entre ataques.  Luego de muchos años de investigación, prosiguió con el trabajo en los aspectos teoréticos de su descubrimiento en la Librería Central y Medica Lenin (“Central and Lenin Medical Libraries”).

Buteyko recibió una respuesta fría por parte del resto de la comunidad médica del momento. Para poder obtener la aceptación de su teoría, en 1959 comenzó con la investigación clínica en un grupo mixto de doscientas personas, algunos enfermos y otros sanos. El 11 de enero de 1960 le demostró al Foro Científico en el Instituto la correlación que existe entre la profundidad de la respiración, los niveles de dióxido de carbono en el cuerpo y el estado de salud.

Sin embargo, para muchos de sus colegas el Dr. Buteyko era un desafío muy grande a muchas de las teorías en las que se basaba la medicina. De ninguna manera un simple cambio en la respiración podía ser la respuesta a enfermedades a las que el remedio medico convencional era la cirugía y/o tratamientos médicos extensos. Sin embargo, esto era exactamente lo que Buteyko demostró. A pesar de no haber recibido aceptación directa del Profesor Meshalkin, el presidente del Foro, se le permite continuar con su investigación.

En los años siguientes, Buteyko continuo su investigación con la ayuda de un grupo de doscientas personas con entrenamiento medico y utilizando la tecnología mas actualizada de la época. Para el año 1967, más de mil pacientes con asma y otras enfermedades se habían mejorado utilizando el método de Buteyko.

Lastimosamente, el Profesor Meshalkin continuo negando la prueba científica del Método Buteyko. Luego siguió la clausura de su laboratorio y represión directa. Hasta hubo informes acerca de atentados contra la vida de Buteyko en accidentes de autos misteriosos y en intoxicación de comida.

Sin embargo en enero de 1968 y con creciente apoyo del público, el Ministro de Salud Académico Petrovsky le prometió a Buteyko que le daría aceptación a su método como una práctica medica estándar aceptable siempre y cuando Buteyko pudiera demostrar un ochenta por ciento de éxito en sus pacientes. El caso se baso en evaluaciones médicas de casos severos que no fueron tratados por la medicina convencional. Cuarenta y seis pacientes fueron instruidos en el método y los resultados fueron increíbles: el ciento por ciento de sus pacientes fueron diagnosticados de manera oficial como pacientes curados. Sin embargo, en un desarrollo extraordinario y sin ninguna razón aparente, se le enviaron resultados falsos al Ministro. Esto resulto en la subsecuente clausura del laboratorio de Buteyko.

El profesor Buteyko perseveró y; en abril de 1980 el Método de Respiración Buteyko fue oficialmente reconocido, siguiendo sus pruebas en Leningrado y en el Primer Instituto de Enfermedades Pediátricas de Moscú, teniendo un cien por ciento de tasa de éxito. Esta investigación fue dirigida por el  Comité del Ministerio Soviético para la Ciencia y la Tecnología.

El Comité ruso de Invenciones e Investigaciones dio aceptación formal a la investigación de Buteyko en 1983 y emitió la patente titulada “El método para el tratamiento de la hipocapnia” (Certificado de autor No. 1067640 emitido el 15 de septiembre de 1983). Curiosamente, la fecha de la investigación como se lista en el documento fue retroactivamente aplicada al 29 de enero de 1962. Su descubrimiento recibió su reconocimiento oficial veinte años luego de haberse realizado.

Más de doscientos profesionales médicos enseñan esta terapia en la actualidad en centros ubicados en las mayores ciudades en toda Rusia. Buteyko escribió más de cincuenta publicaciones científicas detallando la relación entre la respiración y el dióxido de carbono y al menos cinco disertaciones de doctorado fueron escritas por sus colegas. La base del Método de Respiración de Buteyko detallando la relación entre el dióxido de carbono y la respiración forma parte de los planes de estudios de las universidades.

El viernes 02 de mayo de 2003 a las 4:05 de la tarde (hora de Moscú) el Profesor Buteyko se despidió de este mundo con inspiraciones muy profundas. Su muerte fue un golpe para muchas personas alrededor del mundo que han gozado de excelente salud como resultado de su obra de vida. Su deseo era el de ser enterrado en su país de nacimiento, Ucrania. Su última morada se encuentra en Feodosia en la Crimea, Ucrania.

Su memoria vivirá y seguirá creciendo mientras mas y mas personas escuchen acerca de su investigación.

BBEA-logoAccredited_ButeykoClinic_1408624464